Archivo para septiembre, 2006

Arena mojada

Posted in versos nocturnos on Viernes, 29 septiembre, 2006 by ajjulia

Escribo tu nombre
en la arena mojada,
la lluvia en mi pelo
lágrimas derramadas
me ocultan mi cielo
y también tu mirada.
Ya veré qué hacer…

Andamos desnudos
por calles desiertas,
cantamos a gritos
por fin somos libres
pero no me atrevo
y tú te me escapas.
Ya veré qué hacer…

Después del viaje
en un paraíso oculto,
perdido el sombrero
con kilos de menos,
me tiro a tus plantas
y no digo nada.
Ya veré qué hacer…

Llegará el día
en que juntos nademos
por aguas heladas,
perdiendo mi miedo
y echando por tierra…
…todo lo pasado.

———————————————————————————–

para escuchar… La Buena Vida – La mitad de nuestras vidas

Carta del olvido

Posted in cartilla de viaje on Lunes, 25 septiembre, 2006 by ajjulia

Querido amigo:

Te escribo desde el paraíso. Perdón por la tardanza, tanto más cuando no me despedí al irme. Acudo a este lugar cada vez que me siento triste, maldito, deprimido… y sólo. ¿Alguna vez te has planteado el significado de la soledad? Mi opinión es que supone el impulso de unas manos que nos invitan a pelear. De esa lucha podemos salir vencedores pero ¿y si perdemos? Sí, nos hundimos y nos caemos hasta que nos hagamos fuertes.

Me dejo llevar por la espuma hasta escuchar los sonidos de mi silencio. Las sirenas esperan que les cante, pero me he quedado afónico al verlas y ahora no puedo. Al final nos sentamos en las rocas tomando un poco de mate y esperando que la luna nos contara un cuento, pero no pudo ser. Como supongo te habrás dado cuenta, me he traído tu armónica, así que pude terminar la noche tocando algo de Dylan.

La primera impresión cuando llegué es que todo había cambiado, menos yo. Los hombres que ya tenemos algo de mundo volvemos a un sitio por segunda vez buscando su esencia, así que no me importó que el paisaje no fuera el mismo mientras quedara su aroma. Los aromas del recuerdo, que nos hacen prisioneros de un tiempo siempre presente, en el que no existe el ayer ni el mañana y por los que nunca pasan las horas.

Espero que, cuando recibas la carta, subas al tejado para que puedas recibir el abrazo que te mando desde la distancia.

———————————————————————————–

para escuchar… Bunbury y Vegas – Días extraños

Diez años después

Posted in cuaderno azul on Lunes, 18 septiembre, 2006 by ajjulia

Por aquel entonces ya jugabas con el aire a tu antojo. Controlabas el reloj de arena con el mismo entusiasmo con el que me leías tus poemas. Recuerdo cómo era capaz de aguantar horas y horas escondido bajo tu ventana sólo para sentir tu mirada perdida y tu aliento desnudo sobre el cristal. Los metros de vuelta a casa se hacían interminables tragándome las lágrimas suspirando porque no terminara nunca aquella vida. Éramos dos niños enredando con una arena luego renovada por el fuego de una pasión adolescente que no he vuelto a recuperar con el paso de los años. Me enseñaste todo lo que soy y todo lo que me queda por soñar, aunque todavía no haya aprendido la lección.

Diez años después, cuando ya te daba por desaparecida, vuelves y te quedas a dormir junto a mi, abrazada a mi almohada y mirando las estrellas a través del techo. Me pregunto qué apariencia tendrás ahora. Yo sólo puedo contarte que sigo soñando contigo…

———————————————————————————–

para escuchar… Señor Mostaza – La sonrisa de las chicas con aparato

Por qué te quiero en 65 palabras…

Posted in versos nocturnos on Jueves, 14 septiembre, 2006 by ajjulia

Te quiero porque has hecho que mi corazón vuelva a sentir vida.
Te quiero por ser la única estrella en mi cielo y haber llenado mi mundo;
desde que te conozco todo el tiempo es poco.
Te quiero porque sabes que las palabras no sirven para expresar todo cuanto sientes.
Te quiero porque cuando llueve puedo soñar besarte en cada portal.
Te quiero para decirte…

———————————————————————————–

para escuchar… Family – Viaje a los sueños polares

Sueños…

Posted in cuaderno azul on Lunes, 11 septiembre, 2006 by ajjulia

Estoy perdido intentando perseguir tus sueños; idas y venidas por lo más profundo de mi mente sin encontrar otra cosa que oscuridad y penumbra. Puedo sentirte a millones de años luz, pero jamás sabré cómo controlarte, escapándote de entre mis manos.

Me contaste mil mentiras para dejarme tranquilo, pero ni tú misma te las crees. Ahora te persiguen y te ahogan a cada instante, dejando un rastro de miseria y derrota por cada paso que das.

Dime que no es cierto lo que hablan de ti; miénteme una vez más y cuéntame un cuento para que pueda dormir tranquilo. Todo lo que decías parecía tan real y a la vez inimaginable que soñé cada noche contigo, intentando descifrar tu mundo y cómo hacías para vivir esta farsa que ahora descubro.

Te siento y te añoro, pero entre lágrimas sólo puedo rogarte que te alejes, para siempre, hasta estallar… maldita cabeza.

———————————————————————————–

para escuchar… Lula – El amante

Pasajeros al tren

Posted in cuaderno azul on Jueves, 7 septiembre, 2006 by ajjulia

Dicen que soñar es gratis y yo, si destaco en algo, es en vivir en un constante letargo que intento describir con mayor o menor fortuna. Algo inválido por la falta de forma, aunque más pillo y más desconfiado, renazco de mis cenizas para intentar alegrar a unos pocos las aburridas mañanas en el trabajo.

Recordando la primera escena de “El mismo amor, la misma lluvia”, he decidido que no podía seguir pasmado viendo como todos me adelantan y yo sin hacer nada, mirando el cielo dibujando una sonrisa bobalicona entre mis dientes. Con el agua empapándome el rostro y con la ilusión del viejo Peter Pan aprendiendo de nuevo a volar, ¿qué otra cosa podía hacer sino poner de nuevo la pluma en el tintero?

Sigo siendo el mismo de siempre, enamorado de un mundo que se nos escapa de las manos pero que nos permite avanzar en constante evolución caminando a nuestro antojo. De todas formas, recordar -con ayuda, cómo no- que sigo en pie es lo que me ha empujado a volver sobre mis pasos y plantar mi semilla en cada rincón que visito, poniéndolo por escrito en unas “Cartillas de viaje” que he ido llenando con el tiempo.

¿Quién no se ha quedado parado en medio de la nada sin saber qué hacer? Yo a menudo, así que espero que no me vuelva a pasar… por ahora.

———————————————————————————–

para escuchar… Quique González – Caminando en círculos