Archivos para octubre, 2006

El rey de la selva

Posted in cuaderno azul on Viernes, 27 octubre, 2006 by ajjulia

Pude comprobar el horror de la guerra en sus instantáneas. La humanidad, degradada, destrozaba su entorno y a sus semejantes sin más sentido que el de enriquecerse y el de hacer valer sus ideales. Pobres. Se creen mejores y sus negros corazones, cada vez más pútridos, no encontrarían dulzura ni en la sonrisa de la chica de la 4ª fila.

Llegué y los vi allí abajo, tan pacíficos y apacibles, compartiendo algo más que el frío y la poca comida que les quedaba. Había mezcla de todas las razas y colores: blancos, negros, marrones, rojos… Claro, igual era que, como no portaban armas de fuego, no podían hacerse daño. No se peleaban por nada, ni se miraban mal siquiera. De vez en cuando un pequeño pique, pero todo se solucionaba pacíficamente, cada cual a su rincón.

Esta tarde, paseando por el parque y viendo cómo todos los animales jugaban a ser el rey de la selva, concluí que el hombre, indigno de sí mismo, no había sabido controlar su propio destino.

———————————————————————————–

para escuchar… John Lenon – Imagine

La espera

Posted in cuaderno azul on Martes, 24 octubre, 2006 by ajjulia

Aguardé su carta con la impaciencia propia de un niño que ansía sus regalos la noche de Reyes. Día tras día, noches en vela, lo único que terminé por encontrar fue el reflejo demacrado de mi sombra frente al espejo. Con ternura, me apiadé de mi alma y le di la bendición para abandonarnos durante un tiempo a mí y a ese mundo que ya comenzaba a odiar, tan injusto y asquerosamente humano.

Había tomado una determinación: olvidaría mi amor por ella y todo sentimiento debía tornarse en absoluta impasibilidad ante el eco de su voz, que seguía resonando en mis oídos. No era lo que más necesitaba ahora, pero era mi última opción de seguir viviendo dignamente sin arrastrarme.

Me volví loco (quizás ya lo estaba) entre esas cuatro paredes que me recordaban la habitación de Arles donde Van Gogh fraguó su demencia. Sólo, sin ayuda más que del tiempo y la distancia, comenzaría a desintoxicarme sin ningún logro por mi parte, pese a todo ese sufrimiento.

Sentía que cada paso que daba por acercarme a ella, más me alejaba de su corazón. ¿Qué es lo que pedía, que tenía que hacer? Aún, a día de hoy, desconozco la respuesta. Lo era todo para mí y, sin embargo, para ella no significaba más que una mota de polvo en el desierto. Nada.

La locura volvía a apoderarse de mí, como digo, a pasos agigantados. Esta vez no había escapatoria. Una vez más, no. Cerré los ojos con fuerza ante esa oscuridad cegadora y me acurruqué en un rincón, rezando con todas mis fuerzas a un dios en el que ya no creo para que me dejara salir de ese laberinto y me prestara unas alas para poder salir, y verla una vez más desde su ventana.

———————————————————————————–

para escuchar… Fon Román – El idiota

Postales rotas

Posted in versos nocturnos on Martes, 17 octubre, 2006 by ajjulia

Todos aquellos
momentos rotos
fueron más que deseo.

Siempre buscando
el camino que lleva a tus sueños.

Luces graciosas, susurros,
lluvia de caramelos.
Silencios cantados, mundos abiertos.
Que me den sólo un minuto
para no llegar nunca a tiempo.

Postales rotas,
desde la calle vacía de mi infierno.

Donde acostumbro a sentarme
para salir volando despierto.

———————————————————————————–

para escuchar… Lagarto Amarillo – Sobrevuelo

Silencio

Posted in versos nocturnos on Viernes, 13 octubre, 2006 by ajjulia

(Tengo muchos enemigos,
todos ellos son yo mismo)

———————————————————————————–

para escuchar… el silencio

Otoño de soledades

Posted in versos nocturnos on Sábado, 7 octubre, 2006 by ajjulia

Te amo tanto, que incluso te mataba.
De odiarte, me casaría contigo.
Ahora eres mi peor enemigo
y al verte con otro te apuñalaba.

Me emborracho sólo con tu mirada,
mi cama ahora duerme desnuda.
¡Vida mía! Parezco una viuda.
La calle sin ti amanece callada.

Alcohol y drogas, ese es mi alimento,
muero en este otoño de soledades,
llamo a tu casa y me quedo parado.

Pagaría por sentir tu aliento,
corazón oscuro de tempestades
ya ves, sin quererlo, que me has matado.

———————————————————————————–

para escuchar… Joaquín Sabina – Así estoy yo sin ti

Tras una copa de vino… mi derrota

Posted in cartilla de viaje on Martes, 3 octubre, 2006 by ajjulia

Doy vueltas y vueltas en el fondo de un vaso de vino intentando descubrir las preguntas de la vida, el porqué de las cosas, mi filosofía. Termino sofocado por llegar a la conclusión de lo inconcluso, de que el hombre no se compone sino de mentira.

Creemos que nos conocemos unos a otros, que lo sabemos todo del resto y de nosotros mismos, pero no es verdad. El sol naciente que nos alumbra cada mañana se nos aparece ahora en un tono ceniza, apagado, al final de ese cristal opaco tras el vino turbio.

Caminas -deambulas más bien- por la calle a sabiendas de que nada te espera a la vuelta de la esquina, que no tienes nadie que te sorprenda y te sonría de nuevo en un intento por alegrarte el día. Por mucho que deseas que suceda… nada.

Desencanto, agitación y ahogo. No te explicas cómo, pero sabes que está ahí al acecho. Sexo sucio con la puta que parió esta maldita vida; esa sensación que te tira de nuevo contra la cama cuando te levantas por la mañana sin ganas de hacer nada. El tic-tac del reloj golpeándote en la cabeza a cada segundo.

Al final aprendes algo: que no hay nada nuevo tras ese vaso de vino, excepto tú y la muerte en una partida entre iguales. Vives pagando el plus de no sabes si despertarás al día siguiente. Una aventura infumable, pero a la vez sólo apta para atrevidos. Una experiencia digna de vivir.

Por favor, devuélvanme mi depresión.

———————————————————————————–

para escuchar… Joaquín Sabina – Eclipse de mar