Poema en el supermercado

Una mujer
paseando por las colas del supermercado
ahogando el agosto entre sus piernas,
dejada para que alguien escuche impasible
al otro lado del teléfono.

No es especialmente atractiva para nuestros días.
Ella se cree guapa,
y yo la creo.

Fulmina las bandejas de asados
con su mirada,
acaso escrutara la conveniencia
para su estudiada figura.

Aún no se ha dado cuenta
de que estamos haciendo
el amor tras los refrigerados,
en esta solitaria tarde de estío.
Quizá nunca sea tarde de
volver a curarse en salud,
otra vez llevar la copa a los labios deprimidos,
de papel secante,
sin poder sentir el roce de sus caricias
que alegraban los veranos de algún tiempo.

———————————————————————————–

para escuchar… Angelo Baladamenti – Twin Peaks

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: