Archive for the versos nocturnos Category

La noche del cazador

Posted in versos nocturnos on Jueves, 30 abril, 2009 by ajjulia

Querrás que aparezca en ti en otra ciudad
con otros nombres
quizá con algún que otro poema de amor
no dedicado a ti eso basta.
Estaremos a piedras,
acertando al poco en las dianas de la vida,
en un tiempo imposible de verse revertido.
La noche del cazador
se celebra, en ocasiones revestida
en trajes rojos sobre tus zapatos.
Puede que te obligue a recordar
cómo mentías al olvidarme
maldición sin necesidad
la mirada perdida,
y el tal vez que siempre aguardando.
Let me in, cierren compuertas
dadas por inesperadas.
Dejó de ser curioso cuando retorné
a errar mi nombre en los espejos
a dar mi vida finalmente por perdida

Un verde habrá

Posted in versos nocturnos on Domingo, 19 abril, 2009 by ajjulia

Un verde hubiera
en cada uno de tus sueños,
como si entrelazados trataran
de olvidarse, o embriagados
por cada ocasión lamentada.
Gime la chica de la barra,
apunta algunas frases que no acierto
a escuchar, intentando
no caer de nuevo en esa rutina.
Y es el pasado lo que le resta al futuro,
tal vez cierto intento de regreso,
incierto a la deriva
de búsquedas infructuosas.
En cada postal que habito,
un cúmulo de recuerdos inventados,
jugando con vidas paralelas
hasta tratar con el mismo diablo en mi interior.
Pese a los intentos por disfrazar
las penurias, los miedos,
la depresión, la inseguridad,
una y otra vez regreso
al puente acristalado,
donde quemé la mitad de la vida;
a la arena de la playa donde renació
un nuevo yo de las cenizas,
hasta llegar a alcanzar
la misma luz de fuego,
incluso hasta hacer florecer cualquier desierto.

Posted in versos nocturnos on Miércoles, 20 agosto, 2008 by ajjulia

(aunque no tenga más que decir, y solo porque lo pidieron.
Pero que conste… prefiero el silencio)

Miré al pasado con tus ojos
y no ví más que miedo.
Qué hubiera ocurrido en el caso
de no nombrar fatídicas palabras,
cuando no debimos,
para así seguir a tu lado.
Fue por perderme en mi tristeza rota
y querer entregarte lo
único que tenía: palabras de diario
no acertadas para el momento,
ansioso por la vida imaginada,
angustiado junto a ti
en cada llamada de cada noche
consolando tus lágrimas al otro lado
del teléfono.

Rescato esas noches a miles
de kilómetros sin acertar a olvidarte,
mientras continúo espiando
a través de la brisa que completa tu perfume.
Me fundo sin querer lentamente mientras
escribo estas fábulas sin amor
y sollozo esperando salir de este psiquiátrico,
que absurdo inventé por cuenta ajena
la noche que caía nieve sobre el mar.
Ya que el mundo giraba demasiado y no
pensamos que nos queríamos,
cada uno a su manera,
tan lejana y distinta,
al otro lado del teléfono.

Posted in versos nocturnos on Miércoles, 4 junio, 2008 by ajjulia

Tu sonrisa brilla tímidamente al
otro lado del espejo que nos separa.
Es sorprendente que a veces,
otro amor con distinta lluvia,
sea la solución a todos mis delirios.
Compartir en solitario los momentos
que nos llevaron a querernos,
a la vez que afloran las canciones
en recuerdo.

Si no supiera nada tal vez
mentirías para no encontrar la salida,
sin duda necesitada de un gesto.
Por mi parte, en mi lado del espejo,
recompuestos los pedazos de un corazón
que ahora te desean buena suerte
un nuevo futuro quizás a mi lado.

Ángel

Posted in versos nocturnos on Domingo, 13 enero, 2008 by ajjulia

Al Ángel negro que nos enseñó a amar la poesía
con dos cubitos de hielo y un 
Etiqueta Negra.

Sobran los motivos, y las palabras, cuando uno se despierta con las ondas de radio aullando por la muerte de un amigo, de un maestro. Le faltó el aire al final, justo cuando se lo había fumado todo antes. Por eso, y por lo que nos queda, un ducados y un cubata huérfano de soledades, brindemos ahora al sol por descubrir en sus versos que lo que más hace falta en este mundo no es la vida, sino la libertad.

D.E.P.
Ángel González

Poema en el supermercado

Posted in versos nocturnos on Miércoles, 19 septiembre, 2007 by ajjulia

Una mujer
paseando por las colas del supermercado
ahogando el agosto entre sus piernas,
dejada para que alguien escuche impasible
al otro lado del teléfono.

No es especialmente atractiva para nuestros días.
Ella se cree guapa,
y yo la creo.

Fulmina las bandejas de asados
con su mirada,
acaso escrutara la conveniencia
para su estudiada figura.

Aún no se ha dado cuenta
de que estamos haciendo
el amor tras los refrigerados,
en esta solitaria tarde de estío.
Quizá nunca sea tarde de
volver a curarse en salud,
otra vez llevar la copa a los labios deprimidos,
de papel secante,
sin poder sentir el roce de sus caricias
que alegraban los veranos de algún tiempo.

———————————————————————————–

para escuchar… Angelo Baladamenti – Twin Peaks

Kafka en los labios

Posted in versos nocturnos on Miércoles, 31 enero, 2007 by ajjulia

Una nevada mañana, como otra cualquiera
en esta ciudad sin tiempo.
La mirada perdida, anhelando encontrarse
los ojos de ella. Maldita la hora en que sólo funciona
un qué tal y un hasta luego.

El deseo, enfriado bajo el sol de enero, llueve,
provocando que el beso, casi estafado,
parezca ser el último.

No lo saben, mienten para no hacerse daño.
No se atreven a robarse algo más de tiempo.

Sueñan. Expertos en mundos pararelos,
donde sólo es realidad aquello que no
decir a la cara.
En el papel, un lágrima cae desencajada.
Y Kafka en los labios, para lo que pudo ser un día perfecto.

———————————————————————————–

para escuchar… Tom Waits – San Diego Serenade